miércoles, 28 de noviembre de 2012

Libertad


3er premio Concurso Cuento Breve 2012 - Agustín Piacentini


Que Dios los ayude


Cansado de pensar infinitas soluciones para ayudar al mundo, el se dio cuenta que necesitaba un  respiro.  Su nombre era Dios, y aunque realmente lo era, necesitaba claramente un descanso, tal como estar en pausa un momento.
 Trabajaba en el centro del mundo, logrando solucionar millones de problemas en menos de un minuto. Se sentó a tomar un café y pego un vistazo a lo largo de los continentes. En Europa, personas con mucho dinero realizando una fiesta en honor a la victoria de su equipo de golf. En África, más precisamente en Ghana, niños jugando con leones pequeños, disfrutando de la naturaleza. Llegó a China, en Asia: un hombre ciego, muy desesperado al sentir que no podía cruzar la calle y nadie lo ayudaba.
Luego de varias recorridas, arribó a Sudamérica, Argentina. Era un domingo 27 de octubre y faltaban cinco minutos para la seis de la tarde. En ese instante, se estaba disputando el súper clásico del país. Defensores Unidos versus Atlético Capital, 45 minutos casi cumplidos del segundo tiempo, el marcador empatado en cero, él árbitro sopló el silbato y tiro libre de mucho peligro para el conjunto local.
Dios, como cada domingo,  era muy indeciso con las definiciones de los partidos y esa vez, prefirió hacer un análisis. Observó el estadio completo y vio las hinchadas cantando hasta quedarse sin voz. Los directores técnicos muy callados y nerviosos, el que iba a patear el tiro libre, el arquero y por último, dos amigos, uno más asustado que el otro. Había mucha adrenalina en el estadio.
Pensó a quien darle una mano. El arquero, veterano, bastante gordito, y además no realizaba bien su labor bajo los tres palos. Nunca había podido ser figura, ésta podría ser la primera vez ¿no? Si atajaba se convertiría en tapa Olé o lo podrían invitar a programas televisivos a ocupar un lugar a lo largo de la semana.
El que estaba por patear el tiro libre, el 10 de Defensores. Manejaba de forma excelente la pelota, fachero, buen físico. Además era su primer clásico luego de su vuelta y posiblemente el último. Su objetivo no sólo era ser campeón sino que también quería conquistar a la hija del presidente del club. El tiro libre era clave, a ella le gustaba la fama y si hacía el gol sería el héroe. Entonces Dios, pensante, llegó a la conclusión de que ése era el momento.
También era el momento de analizar a los Directores Técnicos. Uno estaba más complicado que el otro. Al del equipo local, si no ganaba, lo echaban. Prácticamente igual, lo que sufría el otro Técnico, el de Atlético, que si perdía dejaba su cargo. El de Defensores era separado, con dos hijos y dos hijas que mantener, su esposa estaba loca. En cambio, el del equipo visitante, soltero, cuidaba de su madre, enferma y viuda, y no tenía hermanos.
En su última recorrida, pasó por las plateas. Los dos amigos se comían las uñas mientras el árbitro colocaba el spray. Además de su equipo, pensaban mucho en su apuesta: el perdedor pegaría el asado “incluyendo achuras”, había dicho Luis, hincha de Defensores. Le encantaban las apuestas, de hecho, gastaba mucho de su jubilación en la Quiniela. En cambio Carlos, más tranquilo, sólo respondió que sí, sin pensar en los gastos de ese famoso asado. Dios se enojó al verlos persignándose y exclamó irónicamente: ¡No van a misa desde hace años y ahora, por un insignificante partido, rezan!
Dadas las opciones, la pelota bien frenada en el vértice izquierdo del área. Los relatores expectantes. Mucho nervio y ansiedad. El arquero esperaba volar al lugar exacto, el 10 ponerla en el ángulo. Mientras tanto, Dios pensando qué hacer. ¿A quién beneficiar? ¿Merecía el arquero el éxito? ¿O lo merecía el 10? ¿Qué entrenador precisaba más el trabajo? ¿Qué hincha merecía la victoria de su equipo?
Tantas cuestiones por resolver que hasta el pensó en tratar de suspenderlo con un diluvio u otra interrupción. Para menos problema, cambió de imagen y colaboró con el señor chinito para que pudiera cruzar la calle. Pensó: la resolución del partido queda en manos de la competencia, que Dios los ayude. Y se rió. 

2do premio Concurso Cuento Breve 2012 Mariana Serfati

Cada loco con su tema 

En la oscuridad las sombras se tornaban tenebrosas, aquel candelabro cubierto de
telarañas daban indicio al descuido de toda la mansión, la luz de las velas empeoraban
la sala de estar y los sonidos roncos causados por Román producían eco, en aquella propiedad de José c paz. Los ruidos chirriantes de las escaleras viejas de madera se confundían con el chillido de una rata. Pero no importaba que tan descuidado estuviera, que sonidos produjera o que espeluznante fuera el lugar, Román estaba acostumbrado, y  parecía hasta complacerle vivir en ese lugar.
Qué podría molestarle a ese hombre, qué podría causarle temor, si se crío en soledad en esa mansión, si no tuvo experiencia en el amor; lo único que demostró amar, era tocar el órgano. Sus melodías tristes acompañaban el entorno del lugar, su espalda recta, sus manos ágiles, eran perfectas para tocar el órgano; su pelo rojizo oscuro y su nariz perfectamente respingada , lo hacían un hombre apuesto.
Se lo que piensan, ¿De qué vivía? púes bien no lose, pocas veces lo veía salir, pero a la media hora, volvía con el diario bajo el brazo conduciéndose hacia su hogar, sí aquella mansión podía decirse hogar. Yo solía sentarme en la vereda de mi casa y lo observaba, mi casa perfectamente puesta en frente de la suya, me permitía observar con cierto privilegio.
Les contaré la historia de Román…
Román no siempre fue un hombre de esconderse ante el mundo, ante la luz del día. Si bien, el se crío en aquella mansión, su padre lo acompaño hasta lo 11 años de edad, luego él se embarco en el año 1982 para defender las islas Malvinas de los ingleses. Él falleció en  la guerra. Su madre tuvo la desgracia de morir en el momento de dar a luz. Al no tener más familia Román quedo en soledad. Nadie intervino en la vida de aquel joven, excepto yo. Todas las mañanas, dejaba sobre el porche de su casa, una taza de chocolatada tibia y dos panes con manteca. Pocas veces los tomaba, pero me resultaba satisfactorio ver como dejaba la taza vacía nuevamente sobre el porche.
Cuando él cumplió los 19 años de edad, decidí acercarme con el fin de acabar con su soledad. Más de una vez me rechazo y la última digamos que hubo una mala experiencia; es inexplicable la agresividad y la fuerza de Román.
Solía ignorarme cada vez que le tocaba el timbre en su casa, las persianas permanentemente bajas daban el aspecto a que nunca estaba. La última vez salió, su cara transformada, sus brazos tensos y sus ojos sobresaltados, me asustaron no lo niego. Tome aire, junte coraje y le dije casi susurrando un “hola”. No pronunció una palabra, pero su mirada me persuadió y sus manos tomaron las mías. Deje que las tomara.    Comenzó a apretarlas. Empecé a temblar. No las soltaba y cada vez presionaba más.  Se me escapó un grito. Se me escapó una lágrima. Al ver mis ojos llorosos, me soltó de pronto, se miró las manos y su cara reflejo estar sorprendido con una pizca de decepción. Yo me fui de inmediato. El entro a su casa.
En ese momento entendí que algo lo hizo reaccionar, ¿Mis lagrimas tal vez? En ese momento no lo supe.
Pasaron días, que se transformaron en semanas, semanas transformadas en meses, meses eternos que no llegaban a su fin. Desde ese día no lo vi salir más.
Una mañana me levante, el sol aún no salía en época de invierno. Me sorprendí y mi sonrisa matutina se desvaneció al ver, una ambulancia y varios patrulleros que no tuve intención de contar. Me acerque temblorosa hacia la Srita. Stoshanoft, que en ese momento estaba dando declaraciones, ella era una mujer cerca de los 70 años, ubicada al lado de la casa de Román. Por lo que logre escuchar, ella había denunciado un aroma nauseabundo que provenía de aquella mansión tenebrosa.
El aroma era el cuerpo en descomposición de Román, que vaya a saber cuando falleció; al poco tiempo, me informé que no falleció, sino que se suicido, no se como, no quise averiguarlo.  Pero no es todo, nada era suficiente para el marco terrorífico que tenia la vida de ese hombre; dejo una carta, dedicada. Que los detectives forenses no estaban permitidos a leer. La dedicatoria era para Elizabeth Juárez. Al  oír aquel nombre, recitado y rectificado por el detective forense; mi cara se transformo, mis piernas se aflojaron, sentí como me bajo la presión y con voz temblorosa logre decir “esa soy yo”.
No sabría explicarles, lo que causo en mí, leer esa carta. Sería preferible que la lean por ustedes mismos.
“Querida Elizabeth…
                                  No diré que eres la causante de que me suicidara, no diré siquiera de que fuiste un motivo. Quiero que razones bien cada palabra que leas, cada motivo oculto de mis reacciones y forma de ser; te las explicare. No soy de escribir y como te imaginas apenas se comunicarme con una persona.
                                  El día en que te tome las manos, fui impulsivo y no tome conciencia de mis actos, al ver lágrimas brotar de tus ojos, me transporto automáticamente al día en el que mi padre se despidió de mí, al último día que me abrazo, que me tomo las manos y me dijo que me amaba, que él iba a volver. Fue la primera vez que vi  llorar a alguien, ese día no supe como reaccionar y una avalancha de sentimientos recorrieron mi cuerpo. ¿Cuáles? No sabría explicarlos. Solo se que al ver tus ojos iluminados, me recordaron a los ojos de mi padre.
                                  Medite días enteros, me realice preguntas que jamás me había hecho. Pero no tuve respuestas para todas. Me arrepentía de mis actos, de mi forma de actuar, de vivir la vida  de mi forma de verla también.
                               Me sentí obsoleto.
                               Rectifico que no fue tu culpa.
                                  Decidí suicidarme, para tener la oportunidad de nacer de nuevo, y vivir la vida como debe ser. No fuiste la causante, pero digamos que quiero volver a disfrutar de más chocolatadas.
                                  Tal vez no entiendas mi metáfora, pero en fin; uno siempre sabe que, cada loco con su tema.

                   Gracias…

Atte: Román Pazzarino.”


Decir que solté un llanto inexplicable sería poco. Pero al releerla, me di cuenta que murió con la esperanza de vivir una vida mejor. Seguí mi vida sin interrupciones, con la ilusión de que al renacer Román de nuevo, sea el niño que espero en mi vientre.

martes, 27 de noviembre de 2012

1er Premio Concurso de Cuentos breves 2012 Leticia Sarli




Círculos
Parte 1: 6 a.m.
A las 6 de la mañana del viernes 15 de septiembre, Marina apagó su despertador, como siempre lo hacía, y dio gracias de que fuera el último día de la semana. Entró al baño, como era su costumbre, y observó su rostro en el espejo: la sombra oscura debajo de sus ojos servía de recordatorio de las 3 horas de sueño que había tenido aquella noche.
Pegado al espejo, encontró el papel cuadrado amarillo que Joaquín dejaba siempre que se iba a trabajar: “El amor es como el viento” decía, escrito con su puño y letra, “no podemos verlo, pero podemos sentirlo. ¿Ya te dije lo hermosa que estás hoy?”. Siempre le arrancaba una sonrisa, y pensó que, si a Emilia le complacía la presentación de hoy, tal vez por fin podrían tener la luna de miel que tanto esperaban.
Parte 2: 6:20 a.m.
Antes de las seis de la mañana, había pocas almas que circularan las calles de la ciudad de Buenos Aires, y no sin razón. Esteban miró con impaciencia el reloj y luego se dirigió a la puerta, y al reloj nuevamente. Habían pasado ya 20 minutos de las seis de la mañana y estaba impaciente por irse; pero el pibe no llegaba.
A pesar de tener poco más de veinte y aspecto de haber usado los mismos jeans durante los últimos 10 años, Joaquín era buen pibe y laburador. Muchas veces llegaba antes de las seis y le decía: “Vaya, don Esteban, yo me ocupo”. Pero hoy no era el caso.
Abrió uno de los cajones del escritorio y comenzó a revolver el montón de papeles que tenía allí guardados: por algún lado debía tener el teléfono, tal vez la mujer supiera algo.
Esteban sabía que se habían casado hace poco y que todavía no habían podido irse de luna de miel. Sabía que su mujer (¿María? ¿Mariana? ¿Marina? Ya no se acordaba) trabajaba en un barcito de la peatonal Florida y estudiaba arquitectura en la de Buenos Aires.
Por lo bajo dijo un insulto, cuando no encontró el papel.
-¡Ay, pibe! Espero que no te haya pasado nada – murmuró, chequeando nuevamente el reloj.
Parte 3: 5:50 a.m.
Joaquín maldijo por lo bajo cuando el milico le hizo señas para que desviara el auto. El reloj de pulsera marcaba las 5:50. Encima que ya iba llegando tarde, tenía que ser justamente el mismo día que los milicos estuvieran por el barrio. Cuando bajó la ventanilla, un tipo alto y de voz profunda le dijo:
-¡Afuera!
Él abrió la puerta y salió; sin esperar a que se lo pidieran, entregó los documentos. El oficial revisó los papeles con toda tranquilidad, fue a la parte trasera y chequeó la chapa patente, fue y habló con otro oficial. Fue en ese momento cuando Joaquín se acordó cuanto odiaba que los milicos hijos de su madre se tomaran todo el tiempo del mundo. Cuando el oficial volvió, prosiguió a hacerle las preguntas de rigor: que quién era, dónde vivía, a dónde iba, dónde trabajaba, y así hasta que Joaquín cometió el error:
-Disculpe, oficial ¿Hay algo mal? Es que llego tarde al laburo, ¿vio?
-¿Así que está apuradito?– le respondió el oficial, mientras se le acercaba- ¡Pero mire usted! ¿Ve este gorrito? –Dijo, señalándose la cabeza- Mientras yo tenga este gorrito, la razón es mía. Así que si yo decido que usted se queda acá, se va a quedar hasta que a mí se me acurra, ¿soy claro, pibe?
Pero la…, pensó. Llegaba tarde, y el milico no lo iba a largar.
Parte 4: 8 a.m.
Como vio que no llegaba, Marina apuró el paso. La maqueta le pesaba, pero era consciente de que lo que contenía era importante. Tal vez lo más importante. Una vez más sintió la punzada de remordimiento y culpa que surgía al recordar cuánto le estaba mintiendo a su marido. Si el supiera… si supiera quién era verdaderamente Emilia…
Cuando tocó el timbre del número 560 de Lavalle, una voz femenina preguntó:
-¿Quién es?
-Vengo a ver a Emilia- fue su respuesta.
La mujer que le abrió la puerta primero se aseguró de que nadie la hubiera seguido, y cerró nuevamente la puerta.
-Está arriba- le dijo.
Incómoda por la maqueta Marina subió cuidadosamente las escaleras y entró en la habitación que le resultaba tan familiar. Dejó la maqueta a un lado y se refregó los ojos.
-Hoy estás destruida- dijo una voz.
Cuando Marina levantó la cabeza, vio a “Emilia” con su clásico traje y sus inconfundibles bigotes.
Parte 5: 6:45 a.m.
Joaquín venía ensayando sus disculpas a Esteban desde que el milico lo largó. Estaba tan enojado  y tan distraído que no se dio cuenta cuando seis hombres de anteojos negros bajaban de un Ford Falcon verde.
Parte 6: 8:05 a.m.
Al instante Marina se dio cuenta que algo andaba mal. Félix –o “Emilia”- evitaba mirarla a los ojos y, en cambio, corría apenas las cortinas del cuarto y observaba a lo largo de la calle. Era como si esperara algo.
Un escalofrío le recorrió la espalda cuando ella preguntó:
-Félix, decime, ¿qué pasa? Mirá que la información te la traje completita, no te preocupes. Nadie se dio cuenta, además…
-Perdoname, Mari- la interrumpió-, no quería ser yo el que te lo dijera.
-Félix- dijo, poniéndose seria, y sacándose su sobretodo rojo- ¿qué pasó?
-Primero, quiero que sepas que el testigo es de primera mano, lo vio todo; es un ex policía, ¿viste? Pero, además, es un amigo.
Parte 7: 6:46 a.m.
El destino quiso que el ex policía, Esteban Suárez, se asomara a las 6:46 de la mañana del día viernes 15 de septiembre de 1978 y viera, con sus propios ojos, cómo un grupo de hombres de anteojos negros se acercaba sigilosamente a un Joaquín distraído. Le gritaron: ¡EH, PIBE!; y cuando él se dio vuelta le dieron un golpe en la nuca. La acción duró poco, después de golpearlo lo subieron a un Ford Falcon verde y la calle volvió a estar tan tranquila como antes.
Se quedó paralizado por un momento, y luego volvió al teléfono. Esta vez marcó los números que conocía demasiado bien.
-¿Félix, te despierto? – Él sabe que no lo despertó, ese tipo no duerme nunca – Escuchame, ¿laburás con un pibe de nombre Joaquín? Espósito, de apellido.
Esteban no cree lo que le cuenta. ¿La piba? ¿Marina?
Esteban se reclina sobre su asiento mientras observa a los empleados entrar de a poco. Él nunca los ve y ellos siempre lo veían a Joaquín. Cuando le preguntaban respondía: “No sé, hoy no vino” y ellos seguían con su rutina. Volvió a recordar las palabras de Félix antes de que éste colgara: “Estamos muertos, viejo, aniquilados. Nos están bajando de a uno, ya nos convertimos en fantasmas”
Parte final: 9 a.m.
El viernes 15 de septiembre del año 2000, Eduardo lleva ocupado su asiento de costumbre, justo al lado de la ventana que daba a la avenida, desde las 8. Mira su anotador y relee el texto que ha escrito. Es basura, concluye, al tiempo que tacha todo el párrafo.
La campanilla del barcito de la peatonal Florida suena cuando entra una de las meseras, con un sobretodo rojo, y, sin mediar palabra, se pone el delantal.
Cuando ella se acerca a su mesa para preguntarle si quiere más café, él puede darse cuenta que ha estado llorando. Curioso, se pregunta por qué. Así, casi sin pensarlo, toma nuevamente la lapicera, mientras la chica rellena su taza, y escribe las palabras que darán comienzo a su relato: “A las 6 de la mañana del viernes 15 de septiembre, Marina apagó su despertador, como siempre lo hacía, y dio gracias de que fuera el último día de la semana…”

Taller de escritura- ALEJAMIENTO - Noelia Arroyo, 15 años.



"Ellas se encontraban alteradas. La reina pensaba con rapidez la solución a este desastre. Optó por la misma rutina que siempre realizaban: las hormigas mas fuertes se encargarían de las larvas, el resto buscaría provisiones y un refugio.
En el hormiguero la temperatura se incrementaba con rapidez, los pequeños insectos perdían la paciencia.

De repente cayó del cielo un gran palo de madera de punta ardiente. El niño, al ver que su experimento pirómano obtuvo resultado, dibuja una sonrisa tétrica en su cara y disfruta del tétrico espectáculo.
Tiempo después, aburrido de explosiones y hormigas carbonizadas, el macabro niño se pone de pie. Inmediatamente comienza a sentir un dolor leve en la espalda, una sensación de ardor que se incrementaba violentamente.
Al mirar hacia atrás, buscando el causante del extraño fenómeno, su mirada se encontró obligada a subir, y allí la vió: una hormiga gigante, de color rojo, cuyos ojos resultaban ser lupas, lo enfocaba directamente."

lunes, 19 de noviembre de 2012

Ganadores del Concurso Cuento Breve 2012

1er. Premio: Leticia Sarli  - Instituto Ntra. Sra. de Lujan de los Patriotas
"Círculos"

2do. Premio: Mariana Serfati - Instituto Ntra. Sra. de Lujan de los Patriotas
"Cada loco con su tema"

3er. Premio: Agustín Piacentini - Instituto San José
"Que Dios los ayude"

¡¡¡Felicitaciones a los ganadores!!! 

En próximas entradas iré publicando los cuentos ganadores. 


jueves, 15 de noviembre de 2012

¡¡¡Para tener presente todo el año!!!


INSTITUTO NUESTRA SEÑORA DE LUJAN DE LOS PATRIOTAS

BIBLIOTECA

REGLAMENTO


1-      Horario de atención: de 7.30 a 12.30 hs.
2-      Toda la comunidad educativa tiene acceso a la Biblioteca y su material.
3-      Para permanecer en la Biblioteca se debe ser respetuoso y trabajar en silencio.
4-      Es importante no ingresar con bebidas y alimentos que puedan dañar los libros y demás materiales.
5-      Las obras de referencia*  y colecciones especiales no están disponibles para préstamo a domicilio.
6-      Los usuarios podrán acceder de dos formas  a las obras  de la Biblioteca.
          6.1- Préstamo en aula.
          6.2- Préstamo a domicilio: Para este tipo de préstamo el usuario deberá ser socio** de la Biblioteca. El tiempo de préstamo será de una semana, con opción a una  renovación más  por  igual tiempo  SIN EXCEPCIÓN. Los socios se comprometen a devolver los libros en tiempo y forma, quienes incurran en mora o dañen el material serán inhabilitados hasta tanto regularicen la situación.
          6.2.1- El carné  de socio es de uso personal e intransferible.
7-      Para permanecer en la Biblioteca en horas de clase, se requiere la correspondiente  autorización del docente.
8-      Los usuarios se harán responsables de mantener  y cuidar el estado del material que soliciten, tanto para el uso en la Biblioteca, en el aula, o en domicilio, en caso de pérdida o deterioro deberán reponer el material.
9-      Respecto al uso de Internet en la biblioteca el mismo será facilitado para uso exclusivo de búsqueda de material de estudio, acompañados por la bibliotecaria.
10-  Se agradece la LECTURA y CUMPLIMIENTO de este reglamento.


La Biblioteca.



*Obras de referencia: Diccionarios enciclopédicos, enciclopedias, y otras colecciones que por la información que contienen se consideran indispensables para el uso permanente en Biblioteca.

**La asociación es sin costo. Consultar en Biblioteca para tramitarla.


viernes, 9 de noviembre de 2012

Un mundo feliz de Aldous Huxley


Hace tiempo que este libro llegó a la biblioteca, desde entonces no pude sugerirlo a ningún lector, ya que no tenía conocimiento de su contenido, entonces, en unos de mis trabajos como bibliotecaria, que es conocer el fondo (fondo se le llama a los libros o documentos en todos los formatos que que componen la biblioteca) decidí leerlo. Gratamente me encontré con uno de esos libros.. que no quiero cerrar cuando me toca bajarme del colectivo!!! Ciencia ficción, manipulación genética, la producción en serie de seres humanos... y veremos a donde me lleva!!  Recién lo empiezo, ya les contaré mi opinión cuando llegue al final!! y entonces sabré a cual de todos los usuarios (ustedes) podré recomendárselo! 
No todos, leemos todo!! pero sí, hay un libro que va con cada uno de nosotros!! uno por lo menos.. pueden ser muchos más!! 


http://fil.mty.itesm.mx/sites/fil.mty.itesm.mx/files/ebooks/un_mundo_feliz-Aldus_Huxley.pdf

miércoles, 7 de noviembre de 2012

El Ají de Alvaro Yunque

Hoy... hablando de libros y de lecturas con compañeras de la facultad... me acordé que mucho antes de leer las novelitas de Corin Tellado, con las cuales me pensaba en el inicio de la lectura, me acordé que a los 8 años, con una amiga de la infancia,  cuando me quedaba a dormir en su casa,  nos leíamos  el cuento El Ají. Casi no recordaba la historia, pero si la tristeza y el llanto que nos  provocaba cada vez que  lo leíamos una a la otra en voz alta!! así que lo busqué ... y como muchas cosas.. estaba en la red.. El Ají, de Alvaro Yunque
http://www.alvaroyunque.com.ar/narrativa/barcos-de-papel/alvaro-yunque-el-aji.html

No se si es un gran cuento.. pero hoy me hizo llorar otra vez!

viernes, 2 de noviembre de 2012

La noche boca arriba - Julio Cortázar

A mitad del largo zaguán del hotel pensó que debía ser tarde y se apuró a salir a la calle y sacar la motocicleta del rincón donde el portero de al lado le permitía guardarla. En la joyería de la esquina vio que eran las nueve menos diez; llegaría con tiempo sobrado adonde iba. El sol se filtraba entre los altos edificios del centro, y él -porque para sí mismo, para ir pensando, no tenía nombre- montó en la máquina saboreando el paseo. La moto ronroneaba entre sus piernas, y un viento fresco le chicoteaba los pantalones.

Dejó pasar los ministerios (el rosa, el blanco) y la serie de comercios con brillantes vitrinas de la calle Central. Ahora entraba en la parte más agradable del trayecto, el verdadero paseo: una calle larga, bordeada de árboles, con poco tráfico y amplias villas que dejaban venir los jardines hasta las aceras, apenas demarcadas por setos bajos. Quizá algo distraído, pero corriendo por la derecha como correspondía, se dejó llevar por la tersura, por la leve crispación de ese día apenas empezado. Tal vez su involuntario relajamiento le impidió prevenir el accidente. Cuando vio que la mujer parada en la esquina se lanzaba a la calzada a pesar de las luces verdes, ya era tarde para las soluciones fáciles. Frenó con el pie y con la mano, desviándose a la izquierda; oyó el grito de la mujer, y junto con el choque perdió la visión. Fue como dormirse de golpe. Volvió bruscamente del desmayo. Cuatro o cinco hombres jóvenes lo estaban sacando de ...
Continuar leyendo en ... http://www.ciudadseva.com/textos/cuentos/esp/cortazar/nocheboc.htm

miércoles, 31 de octubre de 2012

viernes, 26 de octubre de 2012

Antes del Fin - Ernesto Sabato (recomendado por el Padre Juan Manuel)


Antes del Fin
De Ernesto Sabato
Ed. Seix Barral
Queridos amigos de la Biblioteca del Nivel Medio de Lujan de los Patriotas:
A continuación les transcribo solo los balbuceos iniciales de un ensayo maravilloso de Ernesto Sabato. Antes del Fin fue una de sus últimas obras en la cual el agnóstico, y quizás, ateo militante, de otro tiempo se abre paso a la transcendencia de Dios, partiendo de las cosas más pequeñas y sencillas del libro de la naturaleza, y de los actos heroicos de amor al prójimo. Este pequeño librito es para quienes todavía se sienten en búsqueda de Dios, y para quienes habiéndolo encontrado puedan seguir buscándolo. Porque como decía San Agustín: “Nuestro corazón estará inquieto hasta que no repose en Dios”. Por eso todos somos buscadores de Dios!!!
Espero que este emotivo comienzo los motive a leer toda la obra.
Padre Juan Manuel

Palabras Preliminares
“Vengo acumulando muchas dudas sobre el contenido de esta especio de testamente que tantas veces me han inducido a publicar; he decidido finalmente hacerlo. Me dicen: Tiene el deber de terminarlo, la gente joven está desesperanzada, ansiosa y cree en usted; no puede defraudarlos”. Me pregunto si merezco esa confianza, tengo graves defectos que ellos no conocen, trato de expresarlo de la manera más delicada, para no herirlos a ellos, que necesitan tener fe en algunas personas, en medio de este caos, no sólo en este país sino en el mundo entero. Y la manera más delicada es decirles, como a menudo he escrito, que no esperen encontrar en este libro mis verdades más atroces; únicamente las encontraran en mis ficciones, en esos bailes siniestros de enmascarados que, por eso, dicen o revelan verdades que no se animarían a confesar a cara descubierta. También los grandes carnavales de otros tiempos era como un vómito colectivo, algo esencialmente sano, algo que los dejaba de nuevo aptos para soportar la vida, para sobrellevar la existencia, y hasta he llegado a pensar que si Dios existe, está enmascarado.
Sí, escribo esto sobre todo para los adolescentes y jóvenes, pero también para los que, como yo, se acercan a la muerte, y se preguntan para qué y por qué hemos vivido y aguantado, soñado, escrito, pintado o, simplemente, esterillado sillas. De este modo, entre las negativas a escribir estas páginas finales, lo estoy haciendo cuando mi yo más profundo, el más misterioso e irracional, me inclina a hacerlo. Quizás ayude a encontrar un sentido de trascendencia en este mundo plagado de horrores, de traiciones, de envidias; desamparos, torturas y genocidios. Pero también de pájaros que levantan mi ánimo cuando oigo sus cantos, al amanecer; o cuando mi vieja gatita viene a recostarse sobre mis rodillas; o cuando veo el color de las flores, a veces tan minúsculas que hay que observarlas desde muy cerca.
Modestísimos mensajes que la Divinidad nos da de su existencia. Y no sólo a través de las inocentes criatura de la naturaleza sino, también, encarnada en esos héroes anónimos como aquel hombre pobre que, en el incendio de una villa miseria, tres veces entró a una casilla de chapas donde habían quedado encerrados unos chiquitos – que los padres habían dejado para ir al trabajo – hasta morir en el último intento. Mostrándonos que no todo es miserable, sórdido y sucio en esta vida, y que ese pobre ser anónimo, al igual que esas florcitas, es una prueba del Absoluto”.

*El libro está disponible en biblioteca, es un obsequio del Padre Juan Manuel!!


viernes, 5 de octubre de 2012

Concurso Cuento Breve


   Escribí tu cuento!!! te espero!!           


En el marco de los 50 años de vida de nuestra escuela secundaria, los invitamos a participar del Concurso de Cuentos breves. Tanto la escritura en todas sus formas, como el abordaje expresivo y la creatividad autónoma son pilares que buscamos desplegar en nuestra tarea. Por eso, en esta oportunidad queremos abrir nuestras puertas y compartir este espacio de encuentro, aprovechando nuestra cercanía y los aspectos comunes que vivimos en nuestro barrio.


BASES DEL CONCURSO


PARTICIPANTES:

• Los autores deberán tener entre 13 y 18 años y ser alumnos de los Institutos San José, San Cosme y San Damián,  Ana María Mogas,  San Pío X y Nuestra Sra. de Lujan de los Patriotas.

TRABAJOS:


• Sólo se podrá presentar un (1) cuento por autor.
• Los cuentos deberán ser originales e inéditos. No se aceptarán obras ya premiadas en otros concursos.
• Sólo se aceptarán trabajos enmarcados en las temáticas propuestas.
·    Podrán elegir un tema de la siguiente lista:

-          Cada loco con su tema
-          Lo viste, lo contas
-          Historias de mi barrio
-          De luz y de sombra
-          Mi música y mi vida
-          En  torno a los sueños
-          Participando en un torneo





FORMATO:

Deberá presentarse un sobre conteniendo:

• Seis (6) copias del cuento. En la primera página figurará claramente el título de la obra y el seudónimo elegido por el autor. El cuento en idioma castellano tendrá un máximo de seis (6) carillas, incluyendo la carátula,  escritas en papel A4, a doble espacio. El tipo de fuente a usar es Times New Roman, el  tamaño de la letra 11pt, y se deberá dejar 3 cm. de margen sobre los cuatro lados de la página.

• Un sobre cerrado incluyendo, en su exterior, el título de la obra y el seudónimo del autor, y en su interior: una hoja donde se deberán consignar los siguientes datos: título de la obra, seudónimo elegido, nombre y apellido del autor, fecha de nacimiento, nacionalidad, tipo y Nº de documento, domicilio de residencia, teléfono y dirección de correo electrónico.
 
LUGAR Y MODO DE ENVÍO:

• Los envíos se harán bajo la responsabilidad del participante. No se aceptarán envíos hechos por correo electrónico.

• Los trabajos deberán enviarse a:

Por correo postal a: 2do Concurso Literario cuento breve Ntra. Sra. de Lujan de los Patriotas “Celebrando los 50 años de nuestro Colegio”
Av. Emilio Castro  C1408 Ciudad de Buenos Aires, Argentina

Personalmente: en la misma dirección, de lunes a viernes en el horario de 7:30 a 13.30 hs. a la Secretaría de Nivel medio


PLAZO DE PRESENTACIÓN DE LOS TRABAJOS:

• El plazo de presentación de las obras se cerrará irrevocablemente el día 29 de octubre de 2012. Después de esta fecha ningún trabajo será aceptado.



PREMIOS:

Se seleccionarán los tres (3) mejores cuentos. El premio consistirá en objetos de escritorio

JURADO:

El jurado estará compuesto por los Directivos de Nivel medio, y  Profesores del Dto. De  Lengua y Literatura


• La decisión del jurado será inapelable una vez fallado el concurso.

• Los ganadores serán notificados por correo electrónico y o por medio de las autoridades del Colegio al que asisten.

• Los  ganadores serán premiados el día 9 de Noviembre del corriente año.

Cualquier caso no previsto en este reglamento será resuelto a criterio de los organizadores.

La participación en este concurso implica la aceptación sin reservas de este reglamento.


martes, 25 de septiembre de 2012

El extraño caso del Dr. Gimenez y su jardinero el Sr. Ramos - Oriana Gutierrez y Wanda Martinez



Cuento escrito por Oriana Gutierrez  y Wanda Martinez (2bge) a partir de una consigna de doble identidad para trabajar la lectura de Dr jekyll y Mr hyde

El extraño caso del Dr. Gimenez y su jardinero el Sr.Ramos
Parte 1:
El señor Billy era un millonario dueño de un psiquiatrico; soltero de 45 años, alto, delgado, morocho y de ojos verdes.
Tenia su propia hectarea en los bosques de Palermo; vivía en un edificio solo para él, era muy querido por la gente. Pero a pesar de todo esto se sentía muy vacío y esto lo llevaba a tener una doble personalidad.
Por las madrugadas el Dr.Gimenez se convertia en Toby Ramos, un esquizofrénico y asesino jardinero.
Tanto años de trabajar en un loquero lo llevaron al limite de su locura, y para no manchar su figura de millonario famoso, por las madrugadas se desencadenaba Toby el jardinero.
En las tardes tranquilo y amable llevaba su normal vida, en las noche de soledad Tobysalía desesperado en busca de una víctima para desatar su furia, arrancándole sus ojos y usándolos como semillas que luego escondía entre la tierra de su hectárea.
Todos sus crímenes iban ocurriendo perfectamente sin ningún rasgo que llamara la atención, hasta que una mañana la policíaencontró un cadáver sin ojosalrededor de la zona de la hectárea de Billy, al ver que no fue el único que encontraron, decidieron investigar mas de cerca.
Una noche revisando la hectárea, los policíasse llevaron una increíble sorpresa al encontrarse con una planta de ojos, escucharon un ruido raro detrás de ellos y al darse vuelta se vieron enfrente de  Toby. Tras algunos forcejeos y dos policías muertos lograron llevarse consigo al esquizofrénico de Toby.

Parte 2: 
Tras el hecho ocurrido con Toby, los policias y los investigadores decidieron llevarse las plantas para investigarlas.
Las tuvieron durante un tiempo sin saber quéhacer , hasta que las llevaron a un laboratorio para poder examinarlas, al llegar a lugar, a estas les arrancaron los ojos y los conectaron a una máquina, en la cual podían ver lo que ellas habían visto.
En la pantalla los investigadores podían ver como Toby capturaba a sus prisioneros y los mataba, además de arrancarles los ojos, se comía sus cerebros, con el pelo hacia pelucas y con los huesos hacia esculturas, las cuales tenía en una habitación.Luego las uñas y la carne humana se las daba a sus sabuesos que mataban junto a él.
Al ver todo esto, comprobaron que realmente estaba loco, le hicieron algunos estudios para ver si se podia solucionar, pero no , no hubo caso.Lo internaron en su propio psiquiátrico pero al cabo de un tiempo la locura hizo que empezara a matar a sus compañeros, al no tener control sobre esto decidieron encerrarlo solo en una celda atado con una camisa de fuerza.
Pasado un tiempo no logró aguantar mas y comenzo a golpearse salvajemente y sin control la cabeza contra la pared hasta morir desangrado , y asi fue como llegamos al tragico fin de Toby Ramos.

miércoles, 5 de septiembre de 2012

viernes, 24 de agosto de 2012

Adiós Fido, Adiós - texto de Joaquín Acuña de 2 BGe

Expansión de un fragmento por medio de inserción en cualquier punto. Fuente : “Fido no pertenencía a una raza definida, pero era un animal disciplinado, consciente, que por lo general aplazaba sus necesidades hasta el mediodía, hora en que lo sacaban  a la vereda a efectuar su revista de árboles…”


ADIÓS FIDO, ADIÓS.
Aún no sé como pudo haber pasado, mi perro, mi buen perro, el que yo cuido y dudo que vuelva. Su nombre era Fido. Fido no pertenecía a una raza definida, ya quer era como un gran danés de pequeño tamaño, tanto como un caniche pero con la ira de un bóxer, pero era un animal disciplinado, consciente de sus acciones, muy activo, pero que por lo general aplazaba sus necesidades hasta el mediodía. Ahora son las tres de la tarde, a tres días de que se fue, tres pm, como olvidar esta hora, hora en que lo sacaban mis hermanos o primos a la vereda plateada con baldosas rojizas con formas triangulares; para efectuar su revista de árboles, era raro ya que necesitaba cierta privacidad. Lo único que espero de él es que esté donde esté siga viviendo al mejor estilo canino. Si es que encuentra otro dueño espero que lo traten tan bien o mejor que yo.

jueves, 16 de agosto de 2012

Romeo y Julieta (Fragmento) William Shakespeare




ROMEO
Se ríe de las heridas quien no las ha sufrido.
Pero, alto. ¿Qué luz alumbra esa ventana?
Es el oriente, y Julieta, el sol.
Sal, bello sol, y mata a la luna envidiosa,
que está enferma y pálida de pena
porque tú, que la sirves, eres más hermoso.
Si es tan envidiosa, no seas su sirviente.
Su ropa de vestal es de un verde apagado
que sólo llevan los bobos ¡Tírala!

(Entra JULIETA arriba, en el balcón]
¡Ah, es mi dama, es mi amor!
¡Ojalá lo supiera!
Mueve los labios, mas no habla. No importa:
hablan sus ojos; voy a responderles.
¡Qué presuntuoso! No me habla a mí.
Dos de las estrellas más hermosas del cielo
tenían que ausentarse y han rogado a sus ojos
que brillen en su puesto hasta que vuelvan.
¿Y si ojos se cambiasen con estrellas?
El fulgor de su mejilla les haría avergonzarse,
como la luz del día a una lámpara; y sus ojos
lucirían en el cielo tan brillantes
que, al no haber noche, cantarían las aves.
¡Ved cómo apoya la mejilla en la mano!
¡Ah, quién fuera el guante de esa mano
por tocarle la mejilla!


viernes, 13 de julio de 2012

Felices vacaciones de invierno!!!

Espero que disfruten mucho estas dos semanas! (aunque haya algunas nubecitas en el cielo!!! jaja)
Para mi, disfrutar también incluye leer, así que voy a estar terminando Ensayo sobre la ceguera de Saramago, y empezando Las aventuras de un fotógrafo en La Plata de Bioy Casares.
Nos vemos pronto!! un abrazo para todos!
Fabiana desde la Biblioteca!

jueves, 28 de junio de 2012

Taller de escritura - Camila Giacone 3 AGE

Expansión de un texto a partir de un fragmento.



Era una reunión diminuta en un cuarto estrecho, se bebía y se compartía té a la noche. Un pájaro volaba sobre los invitados. Un cuervo tironeaba y sacudía el pelo a las niñas y hundía y ocultaba el pico en las tazas. Entonces cobró mas ánimo y decidió que era el momento indicado para que todos se enteren. Ese lugar familiar era muy amado por todos, por eso le costaba tanto.
Observó la calidez de su gente y su tranquilidad y en ese instante la transpiración comenzó a cubrir su rostro. 
Todos lo miraron atentamente, era el momento. Tomó aire y dijo: "Tengo que confesarles que cometí un error, ustedes confiaron en mí por ser el abogado de esta familia y como el lugar necesitaba los arreglos pensé que lo mejor, sería conseguir dinero para poder arreglarla... Bien sabemos que no lo tenemos, por eso hipotequé la casa, puse el dinero en la bolsa y..."
   De pronto, su cuerpo se desplomó.
Todos corrieron a socorrerlo. Un paro cardíaco había terminado con su vida y con la ilusión de tener ese lugar amado para reunirse. 


Camila Giacone 3 AGE

viernes, 1 de junio de 2012

Mañanas en la Biblioteca


Estudian, leen, hacen tareas! hasta mi lugar ocupan muchas veces!  y yo con gusto se los cedo!! son todos bienvenidos!!! 







miércoles, 30 de mayo de 2012

Final para un cuento fantástico [Minicuento. Texto completo] I.A. Ireland



-¡Que extraño! -dijo la muchacha avanzando cautelosamente-. ¡Qué puerta más pesada!
La tocó, al hablar, y se cerró de pronto, con un golpe.
-¡Dios mío! -dijo el hombre-. Me parece que no tiene picaporte del lado de adentro. ¡Cómo, nos han encerrado a los dos!
-A los dos no. A uno solo -dijo la muchacha.
Pasó a través de la puerta y desapareció.
FIN

domingo, 6 de mayo de 2012

Metamorfosis. Por Mariana Serfati (2ACI)




"Estoy cansada de ser así, harta de arrastrarme, quiero volar, tocar las nubes, ahora estoy hace quince días encerrada en un capullo áspero pero calentito. Pronto saldré ?o seguiré en un sueño? Quiero seguir soñando si es así. Hace días que mi capullo se va quebrando, debo salir, es la hora, pero..
Qué pasa? Tengo alas anaranjadas con unos adornos bellos que me hacen sentir una obra de arte. Mi intuición me dice que es mi día, que disfrute, al cabo de unas horas, me siento mas débil. Mi tiempo acabó y me voy con el sueño cumplido"

------

El texto forma parte de un trabajo de prelectura de La Metamorfosis (Kafka) y de un abordaje de lo fantástico, entendido como cuestionamiento de las leyes que regulan la realidad. La consigna les proponía escribir una transformación en un animal en primera persona, con la intención de comprender la construcción de los puntos de vista como recurso literario. Mariana elige la perspectiva de un gusano y narra en un texto muy breve su transformación en mariposa y su posterior desaparición. Es interesante la irrupción del sueño, elemento fundamental en la constitución de lo fantástico. 

Carta de Rodolfo Walsh hacia la Junta militar - por Agustín Lorenzo


Rodolfo Walsh, ejerció todas las actividades referidas a la lengua, traductor, periodista, gran autor.
En 1977 escribe una carta hacia la Junta Militar, la cual le costo la vida.

En su comienzo el texto relata tres características, (porque se escribió, para quienes y en que momento).
El porque: la indignación y el no tener mas por que vivir, él decide escribir esta misma. El para quienes el texto lo deja muy en claro que esta carta esta dirigida a la Junta Militar. Por último el cuando, y el texto dice que esta carta fue escrita cuando la democracia se pierde en el olvido: “…Ustedes liquidaron la posibilidad de un proceso democrático…”
Mas luego el texto habla acerca de represión, secuestro, e inhumanas torturas, estas se daban ya que el miedo del pensamiento del otro lo provocaba. También este habla y remarca acerca de la falta de límite, con relación a las mismas torturas.
Una frase muy destacada de la carta es “…acciones guerrilleras…” Con el pretexto de que había una guerra entre guerrilleros y el gobierno escondían múltiples secuestros y asesinatos.
El texto cuenta un poco de las raíces heredadas de la época previa a la dictadura, esta herencia de la 3 A DE López Rega provocó dicho golpe de estado.
El texto cuenta acerca de un grave derrumbe de la economía y múltiples tratos con fabricas para que contaminen el rio, salarios militares que aumentan, mientras que las personas empobrecían.
El último punto de la carta sintetiza todo en dos párrafos.
El primero afirma que mientras ellos decían que amaban la vida, defendían los derechos humanos, millones de personas morían por el pretexto de una guerrilla.
El segundo y último párrafo se podría sintetizar en la siguiente cita: “…en el primer aniversario de su infausto gobierno he querido hacer llegar a los miembros de esa junta. Sin esperanza de ser escuchado, con la certeza de ser perseguido, pero fiel al compromiso que asumí hace mucho tiempo de dar testimonio en momentos difíciles…”

Rodolfo Walsh

Hecho por: Agustín Lorenzo

jueves, 3 de mayo de 2012

El otoño del Patriarca - Gabriel García Márquez

 Acceso al libro en formato PDF:
 http://biblio3.url.edu.gt/Libros/garcia_marquez/patriarca.pdf


Gabriel García Márquez, ha declarado una y otra vez, que en esta novela es en la que más trabajo y esfuerzo invirtió. en efecto Gabriel García Márquez ha construido una maquinaria narrativa perfecta que desgrana una historia universal -- la agonía y la muerte de un dictador -- en forma cíclica, experimental y real al mismo tiempo, en seis bloques narrativos sin diálogos, sin puntos y aparte, repitiendo una anécdota siempre igual y siempre distinta, acumulando hechos y descripciones deslumbrantes. 
Novela escrita en Barcelona, entre 1968 y 1975, El otoño del patriarca, deja asomar en su trasfondo el acontecimiento más importante de la historia española de aquellos años -- la muerte del general Franco -- aunque su contexto y estilo sean, como siempre en este escritor, los de la asombrosa realidad latinoamericana que García Márquez ha elevado una vez más a la dignidad de mito. 

viernes, 27 de abril de 2012


El dedo


Feng Meng-lung

Un hombre pobre se encontró en su camino a un antiguo amigo. Éste tenía un poder sobrenatural que le permitía hacer milagros. Como el hombre pobre se quejara de las dificultades de su vida, su amigo tocó con el dedo un ladrillo que de inmediato se convirtió en oro. Se lo ofreció al pobre, pero éste se lamentó de que eso era muy poco. El amigo tocó un león de piedra que se convirtió en un león de oro macizo y lo agregó al ladrillo de oro. El amigo insistió en que ambos regalos eran poca cosa.


-¿Qué más deseas, pues? -le preguntó sorprendido el hacedor de prodigios.


-¡Quisiera tu dedo! -contestó el otro.

23 de abril Día Internacional del Libro y del Idioma

Día del libro
La celebración del día del libro se remonta a principios de siglo. La historia del libro se hace festiva y surgen actividades literarias en su conmemoración y reconocimiento cultural. Hoy, el día 23 de Abril se celebra en todo el mundo, el día del libro y del idioma
El Origen del día del libro se remonta a 1930. El 23 de abril de 1616 fallecían Cervantes y Shakespeare. También en un 23 de abril nacieron – o murieron – otros escritores eminentes como Maurice Druon, K. Laxness, Vladimir Nabokov, Josep Pla o Manuel Mejía Vallejo. Por este motivo, esta fecha tan simbólica para la literatura universal fue la escogida por la Conferencia General de la UNESCO para rendir un homenaje mundial al libro y sus autores, y alentar a todos, en particular a los más jóvenes, a descubrir el placer de la lectura y respetar la irreemplazable contribución de los creadores al progreso social y cultural

Parque de robles de Belén García Casas en Cuento de cuentos


El texto disparador es el comienzo de "Continuidad de los parques " de julio Cortázar: 

Había empezado a leer la novela unos días antes. La abandonó por negocios urgentes, volvió a abrirla cuando regresaba en tren a la finca; se dejaba interesar lentamente por la trama, por el dibujo de los personajes. Esa tarde volvió al libro en la tranquilidad del estudio que miraba hacia el parque de los robles…”


PARQUE DE ROBLES. (Por Belén García Casas, 4ACI)


Compró aquella intrigante novela, de nombre poco prometedor, en una librería pequeña del centro. Había empezado a leer la novela unos días antes. A regañadientes la abandonó por negocios urgentes, pero no hicieron más que aumentar sus ganas por continuar con su placentera lectura, volvió a abrirla cuando regresaba en tren a la finca, esa finca que no quería olvidar. Concentrándose en su novela se dejaba interesar lentamente por la trama, por el dibujo de los personajes, y por toda aquella realidad que no era la suya. Esa tarde, en la que no lograba olvidar de sus recuerdos, esos que ella prefería apartar de su mente, sin pensarlo un minuto mas volvió al libro en la tranquilidad del estudio que miraba hacia el parque de los robles, que revivían aquellos viejos tiempos, llenos de risas, sin relojes, sin preocupaciones y con un amor que no le correspondía. Pero ese amor ¿era realmente no correspondido? Ella no sabia la respuesta y prefería no saberla, pues, todavía conservaba la esperanza de que el sentimiento que no hacia mas que completarla, fuera mutuo; aquella duda alborotaba su mente, introduciéndola en un sinfín de preguntas que no tenían respuestas, o por lo menos ella las desconocía, desde hacia años que intentaba alejar esos interrogantes, aplacándolos con un presente lleno de éxitos en los negocios y romances sin futuro alguno, que suplantaban por un momento el sentimiento del verdadero amor, antes encontrado y ahora olvidado...
 Sin desearlo recordó el objeto de  su amor. Su nombre era Mauricio, un joven que poseía una belleza que iba mas allá de su aspecto físico, rió tras recordar que una vez ella misma lo había considerado un joven sin gracia alguna. Cuando lo conoció, había ido a pasar una vacaciones a la finca de sus abuelos, ellos fueron quienes los presentaron, ya que eran los únicos jóvenes en la finca. Él era el sobrino del capataz, y se mostró sumamente dispuesto a entregarle su amistad, ella lo supuso, porque no paro de hacerle preguntas sobre cuales eran sus gustos. A medida que conversaban ella no pudo evitar admitir que poseían muchas cosas en común y que serian unas fantásticas vacaciones gracias a su compañía.
Ella le pidió a sus abuelos que no trataran a Mauricio como el sobrino del capataz, sino mas bien como un amigo de ella, sus abuelos no tuvieron objeción alguna en que ellos disfrutaran de la pileta, que salieran a cabalgar, ni en ninguna de las otras actividades que realizaban juntos desde que se despertaban hasta bien entrada la noche.
Poco a poco comenzó a enamorarse de Mauricio y sentía que él no le era indiferente pero nunca se atrevió a confesárselo. Solo una vez mientras estaban en el bosque de los robles,  rodeados de la luz tenue producto del anaranjado atardecer, ella lo miro, y supo que él era con quien quería compartir su vida para siempre; él le devolvió la mirada, ella vio como él escrutaba su rostro, como si estuviera tratando de no perderse del mas mínimo detalle, como si tratara de recordarla para siempre, como si no existiera un mañana. En ese momento se levanto y comenzó a andar en dirección hacía la finca, ella lo siguió sin decir una palabra, esa noche trató de descubrir el significado de esa mirada, pero decidió creer que el tiempo seria el encargado de develar el misterio de aquellos ojos marrones, que cuando querían no decían nada y cuando  lo deseaban, eran innecesarias las palabras.
Sus vacaciones siguieron y no hubo más de aquellas miradas, solo se escuchaban risas de dos jóvenes que no tenían noción ni del tiempo, ni de nada mas que no fuera su mutua compañía. El verano acabo, cada uno volvió a su vida normal y prometieron encontrarse allí mismo el año siguiente. Al verano siguiente ella regreso a la finca y Mauricio estaba allí esperándola, y así pasaron dos años.
Transcurrió un año más y ella decidió que no tenía sentido continuar con su secreto, volvió a la finca pero Mauricio no estaba allí. Pregunto por él a cada persona que pudo pero  nadie le respondía sus dudas. Entonces decidió ponerle fin a aquello, fue directamente a zanjar el problema de raíz: Buscó al capataz y le pregunto por Mauricio, el hombre muy orgulloso le dijo que ni ese verano ni ningún otro Mauricio volvería por allí, ya que, como se había casado prefería vacacionar con su mujer, en ese momento ella sintió que su corazón se rompía y decidió no volver nunca mas…
Tras recordar su triste historia de amor, decidió recorrer aquella finca, que sus abuelos amaban tanto, pasó por la que solía ser su habitación, se acostó en la cama que estaba ubicada en el centro y sintió una rigidez en la almohada, se levantó, la palpo y descubrió una carta. La leyó, pertenecía a Mauricio, había sido redactada un año antes de su casamiento, en la carta él le decía que la había amado desde el primer momento que la vio y que había comenzado por conformarse con ser su amigo, ya que como ella no le había dado señal alguna de reciprocidad de su amor él había preferido mantenerlo en secreto hasta que tuviera el valor de confesárselo sin temor a su rechazo, él espero pacientemente, hasta que un día, se resignó y decidió mirarla, mirarla hasta recordar de memoria la figura de su boca, de su nariz, tratando de nunca olvidar ese pequeño lunar que posaba cerca del lado derecho de su boca, tratando de recordar lo que nunca seria suyo, le confesaba que se iba a casar para saber si así podría olvidarla.
   Releyó la carta hasta que las lagrimas le obstaculizaron la visión, no podía creer que tanto años de sufrimiento pudieron haber sido evitados, ella siempre había tenido el consuelo de pensar que él, por lo menos, había sido feliz, pero no, el había sufrido por ese amor tanto como ella misma; ¿Qué debía hacer? Decidió ir a buscarlo. Buscó al capataz que continuaba trabajando en la finca, lo encontró y él le dijo que Mauricio, su esposa e hijos vivían a un par de kilómetros, decidida a hablar con él fue para allí. Llegó a una casa deslucida, aplaudió para ver si alguien la oía pero no fue así, entonces entró, y fue directo al fondo… y allí lo vio, trabajando la tierra con sus hijos, de repente vio como una niña sumamente hermosa les acercaba vasos con agua. Entonces, mirando para recordar lo que nunca seria suyo, se dio media vuelta y se fue, decidida a olvidar, pues no se puede vivir en el pasado. 
                                                                 

Comentario: El texto maneja muy bien la construcción de la temporalidad. Comienza en un presente en el que se lee una novela, y es el escenario de la finca el que provoca el recuerdo de la protagonista. Del mismo modo, la evocación amorosa se interrumpe para volver a ese presente, y la aparición de la carta reaviva la ilusión. Por otra parte, la focalización del punto de vista sobre la protagonista hace que sigamos las peripecias de su enamoramiento y su desilusión sin conocer antes que ella ninguno de los hechos que traman la historia.